Sólo si eres alguien que aprecie los sentimientos y sus pensamientos, disfrutará de la escritura de ellos.
Éste blogger permanecerá abierto para el disfrute del lector por petición solicitada de compañer@s blogueros, tendrá la actividad qué las musas así lo dispongan.

19 de febrero de 2015

Razones vendo y para mi no tengo.




Cuando la ilusión se marchita
las emociones se congelan
como piedra en roca quedan,
perdiendo la intensidad de ellas
durmiéndose en los sentidos
para que no duelan.

Se olvida lo que fue sentir un beso
una caricia robada en el tiempo
momentos que quedaron en nada,
y no es suficiente con darle al botón del recuerdo.

Porque hasta los recuerdos divagan,
son como estrellas fugaces
segundos que se desintegran
estelas que pierden fuerza a su paso
sin dejar ni rastro ni huella en el firmamento.

A veces no hay razones que sujeten tanta razón,
y la mente se ofusca luchando con su propio yo,
intenta ordenar ideas para que esa sensación,
descongele el invierno de los días que la razón quitó.


Yayone Guereta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.