Sólo si eres alguien que aprecie los sentimientos y sus pensamientos, disfrutará de la escritura de ellos.
Éste blogger permanecerá abierto para el disfrute del lector por petición solicitada de compañer@s blogueros, tendrá la actividad qué las musas así lo dispongan.

3 de junio de 2016

El exilio de un ente ( Parte II )



Apenas distinguía la sombra en su ente 
y llevándola al exilio 
que estaba escrito ya en la antesala del útero materno 
se preveía su porvenir, 
un futuro marcado por la frustración y la melancolía 
donde más tarde integraría los fracasos 
con la tinta de su misma sangre en angustias terribles 
quedándose incrustadas en la piel para la posteridad.

Absorbió y quemó todo lo que a su alcance dispuso 
a manos llenas sin satisfacción, 
buscando un norte que jamás encontraría, 
alcohol, drogas, sexo callejero por mero placer físico 
hasta la extenuación, 
postrado en el fango tocando fondo, 
que más tarde las neuronas no recuperarían 
la lucidez  que por momentos presumía,  
espejismo que los demonios danzantes burlaban en sus agonías.

(Miedo y temor, asesino de días)

En el desconcierto, destruido, intentando morir lentamente de hastío, 
aún insiste, 
en palpar con los dedos, que al leve roce arrasan la ternura exiliada, 
pulverizarla, y arrastrándose al devastador abismo, cobarde anómalo, 
inconsciente del mágico elixir, -regalo de vida-, 
que nunca sentirá en su ser, ni jamás sabrá dar, aún redimido.

En los infiernos subsiste hasta la eternidad, 
en una oscuridad sombría.

Imposible que conozca el amor una psique transmutada y derrocada al olvido, 
ni habrá lienzo que pueda trazar si el corazón está maldito.

Peregrino en la catarsis de las emociones quedará.

(Amor en remolinos son acantilados).


Yayone Guereta.

10 comentarios:

  1. Visto así, la muerte es lo mejor que podría pasarle.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que el personaje del relato ya tendrá bastante con la agonía, tristemente, tiene que ser horrible no saber amar...

      Un beso, Toro.

      Eliminar
  2. Wow, un poema que mezcla estilos y es también relato y cuento de terror. Te ha quedado muy bien esa síntesis de estilos y lo comparto con mucho gusto, mi niña. Muxus y a pasar muy requetebién el finde :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mezcla algo distinta si, dando pasitos pequeños a nuevas creaciones entre relato y poemas, espero y deseo que te haya gustado también la primera parte, mi niña.

      Miles de muxus para ti también, maitia, y disfruta del finde, politori:-)

      Eliminar
  3. Tu personaje (espero que no sea una persona de carne y hueso que hayas conocido en la realidad) me recuerda a los poetas malditos, que se dedicaban a flirtear con el desastre fumando opio, bebiendo absenta, yendo de putas y contrayendo la sífilis las más de las ocasiones... Ellos también anhelaron la muerte sin atreverse en la mayoría de los casos a causársela por su propia mano, también intentando morir lentamente de hastío, pero, mientras tanto, fueron dejando grandes poemas. El tuyo, sin embargo, aún sin ser poeta, te sirvió de musa para que pudieras escribir estos maravillosos versos, tan inspirados, tan cargados de sentimientos de todos los colores, incluido el negro, mi querida amiga. Ciertamente tienen una fuerza desproporcionada, como un tornado que lo barre todo o cualquier otra fuerza de la naturaleza que puedas imaginar. Casi podría decirse que tienen vida propia, una fuerza vital arrolladora, como si fueran tu propio monstruo de Frankenstein, un exorcismo de todos los demonios, un viaje iniciático y la inevitable catarsis que siempre debe conllevar.

    Como siempre, mi hermana de letras, leerte es un verdadero deleite.

    Muchos besos, todos.

    ResponderEliminar
  4. Eso intenté al menos, dar esa fuerza a las palabras y leído tu comentario parece que surgió efecto el cometido en el que empeñe estos desgarradores llamémosle relato-poema pues bien sabes que mi punto fuerte es el poema blanco libre, tocando algún soneto, acróstico, en si, sentir y pasión en la pluma que nos dicte el sentimiento.
    Tener tu hermosa huella es tener un poco de ti, y eso, me lo llevo conmigo guardado en un trocito del corazón. Gracias, hermano, siempre.

    Miles de besos, Alfredo, querido amigo.

    ResponderEliminar
  5. Que acertada metáfora, " asesino de días", ese ente es muy común por desgracia, anhelamos Amor, pero... nos cuesta encontrarlo y sobre todo cuidarlo. Que descanse en paz ese ente. Has conseguido un cóctel original, con tu propio sello.
    Siempre sorprendes con tus creaciones, mi felicitación Yayone.
    Que disfrutes del fin de semana, cielo.
    Un fuerte abrazo y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una verdadera satisfacción, dar pasitos y que surgen su efecto, me alegra mucho que te haya gustado, querida amiga.
      Disfruta tú también del fin de semana, preciosa.

      Beso grande, Carmen.

      Eliminar
  6. Sublime, mi querida amiga. Nos presentas las entrañas de un ente vacío de emociones y le atribuyes cualidades... que en el fondo provocan esa sensación de compasión por no poder alcanzar la felicidad ni con lo que tiene ni con lo que no está.
    El uso de metáforas tan bien calzadas hace de tu entrada una verdadera obra, amiga.
    Te felicito... Me ha encantado lo gótico que me ha parecido tu poema.

    Mil besitos, mi preciosa poetisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encanta y agradecida siempre con tu valoración, tu hermosa huella me la llevo siempre, a ése huequito mío, mi bellísima flor.

      Besos siempre, Ana.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.