Sólo si eres alguien que aprecie los sentimientos y sus pensamientos, disfrutará de la escritura de ellos.
Éste blogger permanecerá abierto para el disfrute del lector por petición solicitada de compañer@s blogueros, tendrá la actividad qué las musas así lo dispongan.

22 de mayo de 2015

Por siempre...amor.


El esfuerzo y la lucha fue en vano
atesorando ese pequeño sueño, 
el que le llevo a la locura y hoy abandona,
sacrificando sus años,
joven y frágil inocencia escondida,
en los pliegues del alma.


La tortura de no apartarle de su mente
se convirtió en delirio mortecino,
aferrándose tan solo a ese minuto, 
ese momento, 
el que sería su muerte, 
no quería otro destino,
anidándolo en su regazo
como nunca antes hubiese querido, 
alborotaba todos sus sentidos,
sin importar yacer en sus brazos,
morir allí mismo.

Jamás pensó que podría estremecerse tanto...

La lucha diaria se convirtió en quimera, 
no poder poseerle
era su pequeña esperanza,
tomar la felicidad ansiada,
y engañar sus sentidos perdidos en la nada. 

No pudo hacer más por un imposible, 
siempre estuvo en sus manos,
esas manos que un día, acariciaba.

Su mundo,
su vida,
sus anhelos,
sus ganas de vivir,
la ilusión, de ser amada,
murieron,
fatal puñalada.

Universo que giraba entorno a su existir,
dulce esperanza,
entregó sus días, sus alegrías, 
penas y alabanzas.

Con el tiempo se marchitaba, 
se hizo larga la espera,
tan solo pudo decir,
en el deambular de los días,
que nunca olvidaba, porque estuvo, 
y estaría por siempre dentro,
sería su agonía, maduraba.

Mira al pasado,
en su boca la sonrisa rota de un bello sentimiento, 
sabiendo que un día amantes fueron,
escondido en un rincón
en el baúl de los recuerdos,
el que llenó, y que otro ocupará, 
para los restos,
ser sin ser, el ser,
aplacando un vacío,
paño de lágrimas que utilizó
en lo amargo de su hastío.

Hasta en su sepultura pediría,
grabar el nombre en su epitafio
y descansar por siempre
junto al amor de su vida.

En esa parte de sus laderas
donde la hierba crece verde y fresca , 
deja un camino lleno de dolor,
donde sepulta el alma entera.

La vida sigue.........amor.


Yayone Guereta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.