Sólo si eres alguien que aprecie los sentimientos y sus pensamientos, disfrutará de la escritura de ellos.
Éste blogger permanecerá abierto para el disfrute del lector por petición solicitada de compañer@s blogueros, tendrá la actividad qué las musas así lo dispongan.

16 de julio de 2015

En tu infierno.




Sobre  la redondez de mi ombligo 
dejó el suspiro,
aquel que me llevó al asilo 
de su infierno maldito.

De mi pecho hizo 
el hogar de sus martirios,
donde al roce del calor de mis senos,
florecía como un niño.

Entre el espacio de sus piernas 
mi suplicio,
la sentencia de muerte,
haciéndome yacer allí mismo.

Si fuese menester 
en ese momento de paz, 
gloria y crucifixión de mis adentros...
vendería mi alma al diablo 
si me lo pidiese,
por morir en su averno.

Entonces supe, que fui.



Yayone Guereta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.