Sólo si eres alguien que aprecie los sentimientos y sus pensamientos, disfrutará de la escritura de ellos.
Éste blogger permanecerá abierto para el disfrute del lector por petición solicitada de compañer@s blogueros, tendrá la actividad qué las musas así lo dispongan.

21 de enero de 2017

Viejas palabras.



He de sanar viejas palabras heredadas
que expandidas oxidan la esencia de mi ánima,
lo haré, caminando poco a poco, 

-con los pies desnudos sobre mis pasos-,

sin la confusión que aún aprieta a los sentimientos que albergo,
en esta montaña llena de melancolías abrazadas a mi techo.

El destino no está escrito en las llaves que prevén cielos abiertos,
y en su correosa búsqueda,
se funden igual que la tierra ardiente despidiéndose
de la repentina erupción del volcán escupiendo lava a su paso dejando llaga.

Inflamo de suspiros los atardeceres 
al escuchar redoblar las campanas de la tolerancia,
y en el anhelo, me enfrento al oleaje de mis aguas turbulentas
que aprietan la impaciencia del fuego creciente 
anidando en el pecho, -quemándome por dentro- de esta rutina antigua.

Solo deseo que el camino no se haga un laberinto ponzoñoso
del que no pueda escapar,

-para poder sumergirme en el río de mi mirada-

descubriendo como recupero la voz del vocablo curado,
y en ofrenda, dedicárselo a mi alma.


Yayone Guereta.

De mi voz:
https://drive.google.com/file/d/0BxTAX2JR7GuWYVVkM0N1TlJxbjQ/view
.

20 comentarios:

  1. Es cierto, hay que sanar y curar las viejas heridas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Las viejas palabras se quedan en la retina del alma unas veces, otras oxidan la hendidura de un candado...y unas pocas ... Cuán donde conjuran varios elementos preciados...dan lugar a luz besando los pasos.

    Mi abrazo siempre
    Mi admiración siempre

    ResponderEliminar
  3. Caminar poco a poco y escapar de ponzoñas y laberintos sin salida.
    Que sane tu alma.
    Y que nos lo cuentes con la mejor de tus sonrisas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que poema tan bonito, solo ha una forma de seguir adelante y es saber aceptar lo que no queremos dejar escapar, dejarlo fluir y soltarlo, para seguircen calma.

    Me encanto.

    ResponderEliminar
  5. Precioso y sentido poema, Yayone, cargado de vida y promesas de nuevas palabras...

    Palabras engarzadas con mano certera. Que me consta fueron hiladas al son de los suspiros cárdenos y el repique de campanas.

    ¡Escribe el alma!

    Muxu haundia, Yayone.

    ResponderEliminar
  6. La voz, clara y serena!

    ResponderEliminar
  7. Perdonar y seguir caminando por la vida detrás de los destinos que nos salgan al paso. Con la mohila nueva y vacía. muxu Yayone

    ResponderEliminar
  8. Qué nostálgico poema... sintiendo y deseando... sobre todo sintiendo un volcán de emociones que dejas en palabras claras.
    Me encanta leerte, mi bella poetisa.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Es díficil desprenderse de palabras antiguas si llegaron a incrustarse en el alma. Supongo que el camino es andar descalza, desnuda, para que esas palabras se oxigenen y se curen.

    Aysss... tan hermoso siempre, poetisa...

    Beso gigante!!!

    ResponderEliminar
  10. POÉTICO Y NOSTÁLGICO POEMA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  11. me gustan tus palabras salidas del alma de alguien que sabe escribir y pone en letras tu hermoso sentir Un abrazo desde un dia frio en Miami

    ResponderEliminar
  12. Qué belleza de poema, mi querida Yayone, qué manera tienes más bella de decir que hay que seguir caminando, poco a poco, sanando las heridas con el tiempo, dejar que se curen, abriendo nuevas puertas y cerrando las que duelen, desde la voz de la nostalgia aún perdurando en el recuerdo.

    Magistral tu poema, y me quedo con esta preciosa frase:

    -con los pies desnudos sobre mis pasos-

    Así es como se debe desnudar cada paso dado en la vida, desde los pies hasta el mismo alma.

    Un placer leerte, te admiro, Poetisa.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  13. El lenguaje puesto en cuestión, siguiendo un sendero, tratando de mudar de piel para recuperar la voz del vocablo sanado, tratando de no quedar encerrada en laberintos que desconcierten. Qué bello verso el que dice "en esta montaña llena de melancolías abrazadas a mi techo", es un poema en sí mismo. Yayone, en estos párrafos te has elevado alto en la lírica, tendría que copiar todos los versos para explicar la belleza a la que me han llevado tus palabras. Rodeado de metáforas exquisitas no hay más que dejarse llevar por ellos para abarcar la plenitud de sensaciones que despliegas. Un hermoso trabajo Yayone.
    Un placer leerte.
    Un beso.
    Ariel

    ResponderEliminar
  14. Precioso poema Yayone y así la vida se hace paso a pasito y la poesía se disfruta con tu voz .

    ResponderEliminar
  15. Esas palabras que utilizas para seguir el camino son hermosas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. El tiempo sana las heladas,
    durante el paseo de las nubes
    ves tus virtudes,
    tarde y temprano volaras sin alas.


    ResponderEliminar
  17. Que preciosidad, Yayone, me encanta tu lirismo! Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Que ningun camino se nos angoste a la mirada Yayone. Que la anchura de nuestras almas sean papaces de salir ilesos de cualquier laberinto. Hermoso poema!!!

    ResponderEliminar
  19. Hay palabras que se clavan en el alma
    palabras que se oxidan, que nos hacen úlceras
    a veces llego a pensar que jamás se cerrarán
    es como una alerta del peligro, es como una santa y seña de no tocar
    hay palabras que nos envejecen y nos arrugan el alma
    otras son luz, alas y cura
    por suerte tenemos muchas palabras, voces y manos que nos ayudan a volar de nuevo .. desde el abismo.

    Un besito

    ResponderEliminar
  20. La nostalgia lleva mí nombre...

    Gracias, compañer@s, por pasar a leer, de todo corazón.

    Un fuerte abrazo...

    ResponderEliminar