Sólo si eres alguien que aprecie los sentimientos y sus pensamientos, disfrutará de la escritura de ellos.
Éste blogger permanecerá abierto para el disfrute del lector por petición solicitada de compañer@s blogueros, tendrá la actividad qué las musas así lo dispongan.

12 de febrero de 2017

En la coma de la Luna.



El velo qué cubría al olvido se destapó aquella tarde
dónde moría el crepúsculo rojo
hundiéndose en un mudo y sereno silencio,
haciéndome sentirlo arcano

viviendo un momento inolvidable

recogida en su manto
iluminando mi rostro
dibujando colores la melancolía.

En ese inmenso cielo observo ser etérea,
pura poesía ante el universo,
confirmando mi cuerpo descarnado
con la piel sedosa deshebrándose,

que en un instante de ambición leve

me hace posar tácitamente
sintiendo la desnudez de mí alma elevarse al infinito en un empuje de aire,
ruborizándome al advertir lo qué albergaba en mi seno.

Le pregunté al grandioso firmamento
que me revelase su secreto,

alzando el semblante, -en un acto provocador-,

si en la aurora de lluvia qué lloré recordando aquella canción,
o en el insomnio febril qué perduró toda la noche,
donde la ilusión era de piedra blanca.

Entonces contemple como se trazaba en el vértice de la estrella más hermosa 
la réplica qué compartió en la coma de la luna,
y la interrogación quedó en un canto abandonado sin miedo de lanzarse al vuelo.

Ahí lo supe, hallar mi libertad.


Yayone Guereta.

De mi voz:
https://drive.google.com/file/d/0BxTAX2JR7GuWYV9POFJOM0pMSkU/view

14 comentarios:

  1. Un poema cósmico para el alma que busca la eterna libertad.
    Es un poema muy bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Y...
    Un contemplar, un sentir, un leer el reverso del alma en comunión con la paz que brinda el universo en una noche que ensalza la magia, que ensalza en verdad aquello que nuestra pupila conspira y desea a astro elevar.

    Mi abrazo de luz siempre

    ResponderEliminar
  3. Aparece el recuerdo en el firmamento que muere. Te sientes pura poesía en ese instante vital, revelador, te sientes leve para el ascenso, y allí vas a escuchar el secreto de tu cielo, y le preguntas en esa escena deslumbrante ante la inmensidad de lo infinito, con hermosas metáforas "ilusión de piedra blanca" y exquisitas figuras "vértice de la estrella", "coma de la luna", lo interrogas en suspenso, y al fin lo sabes, tu camino no está trazado, no está escrito del todo todavía, es el sendero de tu libertad.
    ¿Cómo modelas en tu mente dibujos con tanto lujo?
    Yayone, es un placer leer estos versos tan delicados.
    Un beso.
    Ariel

    ResponderEliminar
  4. Esa estrella que ilumina, la más hermosa, la que enlaza tu corazón a tus palabras, esa estrella que compartes y nos abraza más allá del alma.

    Un deleite leerte, mi querida Yayone.

    Un beso enorme y feliz día.

    ResponderEliminar
  5. Bello poema de una noche en vela, abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Lo leí, lo escuche, lo volví a leer y escuchar, lo leí, lo vuelvo a leer y...
    Tu libertad fue tu inspiración, escondida, nació, creció, salió.

    Chapó!! Expendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tierra tragarme, quise decir espléndido. Perdón.

      Eliminar
  7. La melancolía del amor ante el crepusculo que desnuda el alma del poeta .

    Gracias por compartir tu esplendorosa inspiración me declaro fan tuyo .

    ResponderEliminar
  8. ¡Pero bueno, ¿cómo es que no había leído yo este canto a la vida?

    ¿Estaría de viaje en tierras manchegas buscando a la dulce Dulcinea? ¿Cruzaría la alta meseta del norte en busca de la princesa de cabellos de oro retenida por el dragón "Nai"? ¿Donde estaría que no oí cantar a la bella en las claras noches de plenilunio?

    ¡Misterio! Como misterioso es el silencio que el eco repite entre La Ría y el Ebro...

    Abrazos, poeta. Tiempo sin saber de ti.

    ResponderEliminar
  9. Me paseo de vez en cuando a tu blog para ver si tienes entradas nuevas porque tu blog no se actualiza, pero ya veo que voy al día en tu precioso rincón.

    Aprovecho para desearte una muy feliz tarde, mi querida Yayone.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es la pega qué tiene, no actualiza las entradas, te agradezco el paseo y la constancia pero el escaso tiempo me impide publicar lo qué yo quisiera.

      Te deseo un feliz fin de semana, mi querida María, un beso grande preciosa.

      Eliminar
  10. Gracias a todos, compañeros, por acercaros a estas letras y dejar vuestra hermosa huella en éste humilde rincón.

    Un beso y un abrazo enorme para cada uno de vosotros, gracias.

    ResponderEliminar
  11. Y más besos, preciosa, acá vengo todos los días, por si publicas porque no se actualizan las entradas.

    Feliz día de la mujer.

    Muacksss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, te mandé email, espero lo recibieses.

      Un besazo, preciosa.

      Múaaa!

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.