Sólo si eres alguien que aprecie los sentimientos y sus pensamientos, disfrutará de la escritura de ellos.
Éste blogger permanecerá abierto para el disfrute del lector por petición solicitada de compañer@s blogueros, tendrá la actividad qué las musas así lo dispongan.

6 de febrero de 2015

Entre dos mundos.



Una noche más desvistiendo el oscuro cielo,
las estrellas escondidas aguardan mejor tiempo.

Se camuflan tras la luna protagonista de sueños.

Una noche más,
hizo de sus cicatrices remendadas
una piel nueva a puntadas,
para pasar desapercibido frente al mundo,
y al espejo que le reflejaba,
su triste semblante y el gesto que le delata.

Eligió la soledad,
castigó y sometió su vida
sintió que lo perdió todo

-se olvidó de sí-,

ya no esperaría ningún tren en el andén de sus días,
y mientras el ocaso iba comiéndose el atardecer,
igualmente así lo sentía,
como iba devorándole en sus entrañas 
y muriendo lo que no le pertenecía.

Se vistió con sus mejores galas
las que un corazón hastiado permitía,
color negro eran sus alas
rojo carmesí sus labios
como sangre endiablada lucia,
espera la muerte, para consumirla.

Entre dos mundos a un paso está el momento,
la daga del infierno
y lo terrenal, para seguir sobreviviendo.


Yayone Guereta.


2 comentarios:

  1. Me han gustado mucho estos versos, Yanone, a pesar de la amargura que destilan. Despiertan grandes imágenes, te destaco uno especialmente: Como sangre endiablada lucía. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfredo, por comentar y compartir. Un fuerte abrazo, hasta que llegue el día .

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.